5 datos interesantes sobre el Megalodón

5 datos interesantes sobre el megalodón

5 datos interesantes sobre el Megalodón

El Megalodón no solo es el más grande tiburón prehistórico que ha vivido, fue también el más grande depredador marino en la historia del planeta, muy por encima del Gran Tiburón Blanco y otros antiguos reptiles como el Liopleurodon y el Kronosaurus.  

Aquí encontrarás 5 datos fascinantes sobre el gran Megalodón.

1. El tiburón prehistórico Megalodón crecía hasta 18 metros.

Dado que este tiburón prehistórico es conocido por los miles de dientes fosilizados pero solo unos pocos huesos dispersos, su tamaño exacto ha sido un gran tema de debate. Durante el siglo pasado, los paleontólogos han elaborado estimaciones basadas principalmente en el tamaño de los dientes y la analogía con los grandes tiburones blancos modernos, que van desde 12 hasta 30 metros de la cabeza a la cola, pero el consenso actual es que los adultos tenían una longitud de entre 17 y 19 metros. pesaba entre 50,000 y 75,000 kilos, y tal vez algunos especímenes pudieron ser más grandes.

2. Tuvo la mordida más poderosa de entre todas las criaturas que han vivido.

En 2008, una investigación conjunta entre Australia y USA, usó simulaciones por computadora para calcular la fuerza de la mordida del Megalodón. Los resultados solo puedes describirse como atemorizantes: cuando el Gran Tiburón Blanco de los tiempos modernos, puede cerrar su mandíbula con una fuerza de 1.8 toneladas por pulgada cuadrada, el Megalodón masticaba a sus presa con una fuerza de entre 10.8 y 18.2 toneladas, lo suficiente para aplastar el cráneo de una ballena prehistórica. Algo muy superior incluso a la fuerza generada en la mordida de un Tiranosaurio Rex.

3. Su familiar más cercano es el Gran Tiburón Blanco

Técnicamente, el Megalodón es conocido como Carcharodon megalodon, siendo que es una especie (Megalodon) de una familia de tiburones más grande (Carcharodon). También, técnicamente, el Gran Tiburón Blanco moderno, es conocido como Carcharodon Carcharias, significando esto que comparte genes con el Megalodón. Sin embargo, no todos los paleontólogos están de acuerdo con esta clasificación, argumentando que el Megalodón y el Gran Tiburón Blanco llegaron a sus similiaridades en el proceso de evolución convergente.

4. Tenía una distribución mundial

A diferencia de algunos tiburones y reptiles marinos de la era mesozoica y cenozoica, que eran restringidos a la linea costera, ríos y lagos de algunos continentes, este tiburón disfrutaba de una distribución global, aterrorizando ballenas en las aguas cálidas de todo el mundo. Aparentemente, lo único que evitaba que el enorme tiburón se adentrara cerca de las playas era su gran tamaño, lo que hubiera provocado que hubiera encallado sin remedio.

5. Nadie sabe porqué se extinguió

Así que Megalodon era enorme, implacable, y el principal depredador de las épocas Plioceno y Mioceno. ¿Qué salió mal? Bueno, este tiburón gigante puede haber estado condenado por el enfriamiento global (que culminó en la última Edad de Hielo), o por la desaparición gradual de las ballenas gigantes que constituían la mayor parte de su dieta. Por cierto, algunas personas creen que este gran tiburón todavía se esconde en las profundidades del océano, como se popularizó en el programa Discovery Channel Megalodon: The Monster Shark Lives, pero no hay absolutamente ninguna evidencia confiable para apoyar esta teoría.

No hay Comentarios

Deja Un Comentario

Diseñado por Octopus Agencia de marketing en Cancún, México